El orden y la decoración van de la mano, en el caso de las habitaciones de niños que siempre suelen verse algo desordenadas por la cantidad de juguetes, puedes lograr que se vean bien colocando jugueteros, cajas, cajones o cestos.

Una buena manera para que los niños quieran empezar a guardar cada cosa en su lugar es colocar los cajones y que ellos los personalicen si quieren con algún motivo en especial representando que objetos irán en ese lugar o simplemente dibujado algo que prefieran.

Cuando vamos a decorar y más aún cuando se trata de ordenar es mejor hacerlos participar a los niños en cada proyecto que se realice en su habitación o cuarto de juegos porque así vas a poder lograr que ellos elijan los motivos y se sientan cómodos con las nuevas propuestas de decoración.