Si, es cierto que meterse a una bañera llena de espuma puede ser muy relajante. Pero ¿tenemos tiempo verdaderamente para darnos baños de inmersión? Es que es ritmo de vida que llevamos hoy en día, muy rara vez nos da tiempo para este tipo de cosas. Por el contrario, generalmente apenas tenemos tiempo de ducharnos. Esta es la pregunta que debemos hacernos para poder elegir: ¿bañera o ducha? Y esta es tan solo una de las ventajas de cambiar la bañera por ducha.

Ventajas de cambiar la bañera por ducha

Es cierto que el hecho de cambiar la bañera por ducha requiere de entrar en obras, pero tal vez debamos evaluar los beneficios que esta reforma de baño conlleva. No se trata de una obra grande ni tampoco muy costosa. En el mercado existe gran variedad de platos de duchas, mamparas y todo tipo de mobiliario para baños. Mira en Conducha, donde puedes pedir presupuesto para la reforma del baño.

Ahorra espacio con una ducha

Entre las principales ventajas de cambiar tu vieja bañera por una ducha debemos mencionar el ahorro de espacio. Si, es que un plato de ducha ocupa mucho menos espacio que una bañera. Probablemente, al realizar esta reforma, en el mismo espacio donde antes cabía la bañera tengas espacio para un plato de ducha y algún mueble de baño. Esto si que es una gran ventaja, en especial para baños pequeños.

Ducha con mampara de cristal

Ahorro de tiempo y dinero

Darse una ducha requiere solo unos minutos, en cambio darse un baño lleva su tiempo, y tal como decíamos al principio, es tiempo es un bien escaso en el día a día de las personas modernas. Al mismo tiempo, una ducha consume mucha menos agua que una bañera, lo que implica un menor consumo de un bien tan preciado como el agua. Esto debería verse reflejado en la factura de agua en el corto plazo, significándonos un ahorro de dinero, lo que en el mediano y largo plazo estaría amortizando el costo de la obra. Y no debemos dejar de mencionar el bien que le hacemos al planeta al consumir menos agua.

Plato de ducha con mampara corredera

Limpieza

Al tratarse de una superficie más pequeña, las duchas son más fáciles de limpiar que las bañeras. Esto significa, nuevamente, un ahorro de tiempo y dinero a la hora de limpiar el baño. Como podemos ver, son muchas las ventajas de cambiar la bañera por ducha.

Ducha con mampara corredera

Ventajas de una ducha: comodidad y funcionalidad

Otra de las ventajas de un plato ducha es la comodidad. En especial cuando tenemos en casa niños y adultos mayores. Y mucho más cuando se trata de personas con movilidad reducida. Es que para ingresar a una bañera es necesario hacer un esfuerzo extra que en una ducha donde no hay paredes o desniveles. Además, a la hora de planificar la reforma, puedes prever una superficie antideslizante en la ducha para así evitar resbalarse.

Plato de ducha blanco

Costo de la reforma

Si tu vieja bañera está dañada o muy deteriorada, te recomendamos pedir un presupuesto para cambiar la bañera por ducha, porque seguramente sea más económico cambiarla por un plato de ducha. !Esto es algo a tener en cuenta!

Plato de ducha con mampara de vidrio

Y ahora que conoces las ventajas de las duchas por sobre las bañeras, ¿a qué esperas para cambiar tu vieja bañera por una ducha?