Sin duda alguna el color rosa aporta romanticismo y delicadeza en cada lugar donde se lo utiliza, además combina muy bien con el color blanco.

Si te encuentras buscando una decoración bella y delicada, puedes optar por los colores rosa y blanco como colores principales para la habitación. Este estilo es muy utilizado en habitaciones juveniles, claro que existen diferentes tipos de decoración para todos los gustos, lo importante es que la persona que va a utilizar el dormitorio se sienta plenamente cómoda.

Pintar la pared en color blanco es la mejor opción para ambientes pequeños porque va a generar amplitud, la ventana puede llevar una bella cortina rosa, si lo deseas pueden llevar detalles, con la ropa de cama puedes optar por una combinación entre ambos colores, no olvides de colocar una alfombra a los pies de la cama, siempre es bueno comenzar el día sintiendo una delicada textura en los pies.