El blanco es un color muy noble y queda bien en cualquier lugar de la casa, en este caso se puede ver como queda una cocina de color blanco, generando amplitud y delicadeza.

El blanco aporta calidez y elegancia, además es un color que se puede combinar con cualquier tono que deseas, además es ideal para lugares pequeños porque tiene la magia de agrandar los espacios.

Si tienes problemas de espacio, este es el color ideal para ti, porque va ayudarte a ganar unos centímetros y si acompañas por muebles blancos, dará más sensación de amplitud.