Ideas

Un piso con mucha luz

Gracias a una distribución original, con ambientes que se van dando paso, gracias a unas magníficas puertas correderas, se ha logrado la clave para conseguir el mejor resultado final: la mayor luminosidad posible.

Se logra una mirada al exterior, gracias a que el paisaje se integra con el salón, a través de unos grandes ventanales. Además, si delimitamos la zona con un par de butacas de diseño, el resultado será sobresaliente. En la pared más larga del salón, se suelen combinar armarios y estantes, eso sí, lacados en color blanco. Es mejor comprar mesas auxiliares pequeñas, ya que es más fáciles separarlas o moverlas y, por tanto, nos van a dar más juego.

Si queremos lograr una continuidad entre el salón y el comedor debemos usar dos recursos decorativos, muy eficaces en estos casos, como son la colocación de tarima en el suelo, eso sí, que todas las lamas estén orientadas en la misma dirección y que no haya juntas, que puedan dar una interrupción, en cada ambiente. Otro recurso es el uso del color blanco, en un grupo de piezas muy determinantes, como en el salón, la lámpara de pie y la consola; y, en el comedor, las sillas y la pantalla.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *