El color azul es agradable y logra ambientes elegantes pero si contamos con una habitación donde el azul es predominante es mejor optar por colocar otras tonalidades para suavizar el ambiente. Si el azul se encuentra en gran parte del espacio lograr transmitir frialdad por eso es mejor combinarlo con tonalidades cálidas para lograr un ambientes confortables.

El color marrón logra cubrir el espacio de tranquilidad y es ideal para armonizar el ambiente por eso es bueno tenerlo en cuenta como una buena elección a la hora de la decoración y reforma.

Disfruta de ambientes agradables llenos de vida.

Fotos apartmenttherapy.