Gracias a una distribución original, con ambientes que se van dando paso, gracias a unas magníficas puertas correderas, se ha logrado la clave para conseguir el mejor resultado final: la mayor luminosidad posible.

Se logra una mirada al exterior, gracias a que el paisaje se integra con el salón, a través de unos grandes ventanales. Además, si delimitamos la zona con un par de butacas de diseño, el resultado será sobresaliente. En la pared más larga del salón, se suelen combinar armarios y estantes, eso sí, lacados en color blanco. Es mejor comprar mesas auxiliares pequeñas, ya que es más fáciles separarlas o moverlas y, por tanto, nos van a dar más juego.

(más…)