Esta es una prueba más de que nunca hay que tirar nada y de que todo puede aprovecharse. El objeto más insólito puede terminar convirtiéndose en una bonita y original lámpara, desde latas de conserva hasta menaje de cocina o botellas de cerveza. Todo puede reciclarse.

Y si no… ¿qué me decís de estas lámparas fabricadas a base de latas de conservas? Es la ya clásica sopa Campbell que se convirtió en un icono en los años 60 gracias a Andy Warhol, ahora reconvertida y comercializada por Fuse.

(más…)