La decoración oriental es una de las más sencillas de llevar a cabo, es elaborada con pocos elementos y materiales como la madera y telas variadas.  En este tipo de ambientes se respira la paz y el eclecticismo que tanto necesitamos para desligarnos del estrés y la rutina diaria, para sentir que hemos llegado al templo en el que estamos más seguros: el hogar.

En este ambiente moderno redecorado para asemejarse al estilo oriental,  puedes observar colores suaves como el blanco y el crema en conjunto con muebles de madera oscura y un detalle decorativo en la pared que funciona como candelabro para abrigarnos en un ambiente espiritual en el salón al caer el sol.

(más…)