Cuando nos disponemos a decorar el dormitorio de un niño y resulta que tiene que compartir con su hermano más pequeño creemos que estamos en problemas, pero no tiene que ser así, todo tiene solución.

Primero hay que elegir un color juvenil como el verde o uno de la gama de los azules, además se puede colocar una cama cucheta o esquinera para aprovechar el espacio.

Los escritorios son una buena opción ya que los niños de esta época necesitan tener una computadora y se manejan con la tecnología.

(más…)