Los tonos más oscuros de la gama cromática son algunas veces rehuidos por empequeñecer el ambiente o por no ser apropiados para habitaciones con poca luz natural, pero siempre hay opciones adecuadas pera integrarlos en nuestra decoración.

El rigor de los tonos oscuros produce ambientes depurados, sofisticados, cálidos y muy elegantes. Para que el resultado sea perfecto, debes tener en cuenta algunos detalles como por ejemplo, que el acabado de las paredes, antes de aplicar la pintura o incluso el papel sea perfecto, pues los colores oscuros, mostrarán con más fuerza los pequeños fallos en la uniformidad de la superficie, si existieran.

(más…)