La combinación de blanco y madera es un de las parejas que te garantiza el éxito absoluto en la decoración. Serenidad, sencillez, calidez y estilo se consiguen en un solo gesto al combinar la frialdad y pureza  del blanco con la calidez de la madera en cualquiera de sus gamas cromáticas.

Desde las maderas más oscuras para ambientes modernos, industriales y muy sofisticados que se acentuarán en acabados depurados y con brillo, a los más claros tonos de maderas decapadas o sin embellecer, con sus irregularidades  y aspecto tan característicos.

(más…)