Si nos gusta el estilo vintage para la decoración de nuestro hogar no solo debemos limitarnos al salón, podemos trasladar todas nuestras ideas a la habitación y completar  el estilo que tanto nos gusta en ese espacio de descanso y de  sueños.

Esta habitación fusiona elementos modernos como son la biblioteca y los vinilos decorativos en la pared,  con otros más clásicos como lo son esta cama, lenceria floral,  lámpara de cerámica y alfombra, que enriquecen este espacio de descanso fusionando dos épocas en un mismo sitio.

No solo los adultos pueden disfrutar de la decoración vintage en sus dormitorios, este ejemplo muestra como una habitación infantil puede adaptarse a este estilo sin dejar de lado los gustos de su dueña, una peinadora, un espejo y una repisa de tendencia clásica hacen el trabajo en este espacio, en el que la belleza es lo primordial.

Al otro lado de la habitación,  una cama y litografías enmarcadas son el detalle  que necesita toda niña y joven para descansar abrigada por las nuevas tendencias, paredes de color rosado intenso y muebles de color blanco para neutralizar y dar un toque moderno.

Si ya dispones de alguno de los elementos de esta habitación,  seguramente disfrutarás creando una decoración similar, este espacio fusiona una papelera de metal, mesa de vidrio y metal, lámparas de mesa de noche de diseño blancas, papel tapiz con motivos florales y cama de diseño color lila.

Fotos: decoralia lavelis.info