Los suelos rústicos decorativos son los grandes inspiradores de muchas decoraciones. Aunque lo más lógico es que instalemos este tipo de pavimento en una casa con una decoración de estilo rústico, este puede ser un elemento de contraste con el resto, y podemos darle un toque distinto a nuestro hogar además de beneficiarnos de las ventajas de los suelos rústicos.

suelos rusticos

De entrada están pensados para durar más y para amoldarse a la climatología propia de cada región. Por ejemplo, los suelos de barro cocido o de piedra natural son muy frescos e ideales para lugares con altas temperaturas. La madera es otra opción de grandes resultados.

suelos rusticos

Su inconveniente es que necesitan un cuidado extra (tampoco mucho, basta con una vez al año) para sellar los poros y protegerlos para que no acumulen humedad. A cambio tendremos unos suelos para toda la vida.

suelos rusticos

Hay cientos, miles de formas y colores para combinar y que no desentonen con el resto de la decoración. Ya tengamos muebles claros en el nuevo estilo rústico de inspiraciones nórdicas o de maderas oscura.  Independientemente del color de las paredes, siempre habrá un modelo de suelo rústico que combinará a la perfección.

suelo rustico

En todo caso, si lo que queremos es tan solo tener un estilo rústico en los suelos pero sin tener que recurrir a materiales tradicionales, podemos elegir los suelos porcelánicos que imitan a la perfección estos suelos y son más resistentes al rayado y más fáciles de limpiar.

suelos rusticos

Si tenemos una terraza o un pequeño jardín, sin duda los suelos rústicos son la opción perfecta para este espacio de la casa que disfrutamos más durante la temporada de verano y primavera. En la cocina, en el baño, en un pasillo o en toda la casa, los suelos rústicos siempre quedan perfectos.

suelo rustico

Fuentes: HomeDeller, BlogDecoraciones, DelikatissenTresEstudio,