Atrás en el tiempo quedó aquella imagen que asociaba las sillas mecedoras a nuestros abuelitos, quienes se quedaban dormidos mientras miraban la televisión o a las madres que cargaban a sus bebés para calmarlos y hacerlos dormir con el vaivén.

El mundo del diseño ha hecho uso de esta imagen en su memoria para rediseñar y adaptar este clásico a las necesidades de personas de todos los géneros y edades y ofrecer un mueble cómodo para todos, esta de Peter Vardai color rojo  tiene dos modalidades de uso al deslizar el asiento de un lado a otro puedes usarla fija o como mecedora. La verdad que es muy práctica, tienes dos sillas en una.

Este modelo es tan colorido que  alegrará tu hogar, puedes usarla en el jardín o en el balcón para relajarte. Por su diseño es especial hasta para dormir una siesta.

Elaborada en madera y cojines gamuzados esta silla mecedora de dos puestos te permite conversar con tu compañero mientras se relajan con el movimiento  que generan sus patas curvadas.

También existen modelos más sobrios e imponentes para una decoración más sensuales e imponentes, elaboradas en cuero, disponibles en diferentes colores y con patas de metal que unifican los apoyabrazos de estos asientos.

Fotos: Planetagadget.comBricolajeydecoracionDecoralis.com