A la hora de lograr una casa acogedora, sólo tenemos que tener en cuenta una serie de trucos para lograrlo. Así, un juego de tapicerías acertada, papel pintado en las paredes y muebles cálidos harán que nuestra casa parezca más alegre, acogedora y, sobre todo, más llena de luz.

Un salón acogedor con terraza está conectado a esta, gracias a una puerta corredora de cristal. El papel se encarga de hacer la ilusión de estar ante listones de madera. Si nos gusta la estética de pueblo, podemos decorar un armario para el menaje, con una tela de gallinero – eso sí, sólo en las puertas- y con cortinillas decoradas con flores. Para lograr más dinamismo en el ambiente, podremos decorar nuestros sofás y butacas tapizada con unas telas lisas y estampadas. El tipo de motivo puede ser cualquier color cálido o estampados de románticas flores, por ejemplo. Un lugar ideal para colocar el comedor es detrás de la sala de estar.

Las cocinas son más acogedoras en color blanco y se deben buscar los muebles que sean más funcionales y prácticos, con azulejos y muebles en color blanco, llenos de luz y que sean fáciles de limpiar. Si ponemos una encimera de un material parecido a la madera, lograremos un toque de calidez. Para no tener que perder espacio con las mesitas de noche, podemos poner dos apliques de pinzas sobre la cabecera de la cama. A los pies puedes emplear una banqueta de rejilla que servirá de descalzadora y para apoyar cosas.

Foto: decoesfera.com, casadiez, mobiliario-hogar.com