Cuando la falta de espacio nos pide aprovechar cada centímetro, las literas son opciones imprescindibles. Afortunadamente, hoy las literas son un elemento decorativo extraordinario, pues quedan muy alejadas de aquellas literas tristes y antiestéticas de antaño.

Los estilos y modelos son radicalmente distintos dependiendo de las edades de quienes vayan a ocupar los dormitorios en los que las camas se sitúen, desde casas de muñecas o naves espaciales, hasta serios pero elegantes divanes encastrados para adolescentes que comparten cuarto, dando espacio a la intimidad imprescindible a esas edades.

También es distinto si las literas van a estar en una habitación para invitados que no se usará a diario, lo que nos permitirá, quizás, optar por opciones menos “cómodas” pero más decorativas. Por ejemplo, en casas con techos abuhardillados, o con soluciones arquitectónicas y de diseño más divertidas u originales.

Cuando elijas este tipo de camas, ten en cuenta que la colocación su colocación es muy importante porque de ella depende la protección de seguridad. Si puedes optar por acceder desde los pies de la cama, el lateral podrá tener una protección de seguridad fija, mucho más segura y que permitirá una mayor tranquilidad y menor supervisión en caso de que allí duerman los niños.


Modelos exentos o casi volados, con armarios y cajoneras integradas, en composiciones equilibradas o asimétricas para aprovechar el espacio. Todo depende de tus gustos y de tus necesidades porque hoy se diseñan en todas las terminaciones, estilos, colores y modelos que imagines. Eso sí, tienes que imaginártelos para poder encontrar las literas que mejor se adapten a las necesidades de tu hogar.

Fuentes: Pequeocio, Decorliving