Según el arte milenario del Feng Shui los colores claros generan paz interior y equilibrio, esto lo puedes lograr aplicando una gama de colores que sean agradables para ti de esta manera podrás disfrutar al máximo del espacio de trabajo.

La luz natural así como también la artificial son fuentes muy importantes para tener en cuenta a la hora de decorar ya que necesitas estar alerta en la oficina y eso lo logras con luces fuertes y cálidas.

La aplicación de objetos decorativos es necesario porque podrás llevar ese toque personal a cada sector del escritorio como por ejemplo una fotografía familiar o una imagen de tu gran amor. Lleva detalles que inspiren y logren crear un espacio equilibrado con buenas energías.

Foto ishandchi.