Aunque prestemos bastante atención al resto de nuestro hogar, el recibidor suele ser un espacio al que nos fastidia prestar demasiada atención. Generalmente se unen en él dos grandes inconvenientes: poca o ninguna luz natural y falta de espacio. Por supuesto que no siempre es así, pero en los pisos pequeños se vuelve un espacio difícil de decorar.

Para que eso no suceda, hoy en DecoActual te dejamos algunas ideas para decorar tu recibidor, para que no le falte ningún detalle y que esa estancia que causa la primera impresión de nuestro hogar, no quede decorada de cualquier manera solo para salir del paso (y nunca mejor dicho).

Al decorar un recibidor o entrada, debemos pensar no solo en el efecto que cause a las visitas sino, también, en la comodidad de quienes entramos y salimos a diario y en nuestras necesidades.

¿Qué no debería faltar en un recibidor perfecto? En primer lugar una percha o perchero, de pie si hay espacio, o de pared en caso contrario. Los hay en multitud de estilos que podemos combinar con el resto de nuestro hogar. Tampoco puede faltar un espejo para poder “echarnos” un último vistazo antes de salir de casa; si la estancia es pequeña o solo un pasillo es doblemente importante pues multiplicará la luz.

Si hay posibilidad, no descartes un zapatero, sobre todo si el suelo de tu casa es de un material delicado o tienes alfombras y moquetas. Si tu ciudad es lluviosa es imprescindible un paragüero. Por último un vaciabolsillos o guardallaves, que puede ser una bandejita en la que dejar además de llaves y monedas la correspondencia u otros pequeños objetos. De este modo, podrás tener un recibidor bien decorado y muy funcional.

Fuentes: Decoratrix, DecoraHoy, Decoralia