Si hay algo que da alegría de forma inmediata a un ambiente son las flores. No importa si son reales, pintadas, fotografiadas, si están en macetas, en jarrones, enmarcadas o colgadas.

 En el dormitorio los textiles con flores pueden ayudarnos a crear un ambiente romántico, sofisticado y elegante. Pequeñas flores para un  toque  shabby chic, flores grandes y coloridas para estilos rústicos, coordinados de flores y rayas en ambientes clásicos, o flores en tonos grises, blancos y negros o marrones oscuros combinados dorados para ambientes urbanos o barrocos.

No solo los textiles o las flores naturales pueden ayudarnos a crear todos esos ambientes. Una pared empapelada o entelada, una gran fotografía de una o varias flores, cuadros, vinilos, flores secas, flores pintadas en la pared.

Aunque normalmente se recomienda que los dormitorios sean espacios serenos y con una decoración relajada que favorezca el descanso, no podemos olvidar que es también la habitación más íntima, y es importante que en ella podamos sentirnos bien, que nos aporte buena energía . Este ambiente es un espacio en el que podemos expresar toda nuestra creatividad.

Una tendencia cada vez más en alza para llevar un poco de naturaleza a tu habitación es usar, no varias flores sino una gran flor. En la pared, en el edredón, componiendo un tríptico  o varios cuadros  con el mismo motivo, como si fuera un puzzle recién armado.

También está muy de moda el adornar una pared con siluetas de flores o de ramas. Si se hace en monocolor, la elegancia de tu dormitorio está garantizada y el ambiente resultante será sereno y elegante. Las opciones, como vemos, son múltiples ¿cuál vas a elegir para tu dormitorio?

Fuentes: DigsDigs, Dormitorios, TheEnglishCompany, PuntoSuspensivo.