Cocina

Elegir el color de la cocina

Elegir el color de la cocina, no es solo hablar de muebles sino de electrodomésticos, paredes,  techo, suelo y accesorios decorativos. Todos ellos deben conseguir una armonía que puedes adaptar a tu estilo, tu presupuesto y tus gustos personales. En este día  te damos algunas claves para elegir el color de la cocina.

Los colores cálidos siempre vienen a la mente para una cocina, crean estancias  muy agradables. Naranja, amarillo, rosa, o rojo pueden aportar calidez, pero escoge solo algún elemento: azulejos, una sola pared, el suelo, los muebles… porque ocupando toda la cocina pueden saturar.

Los colores  suaves crean ambientes románticos y delicados . Verde suave, gris perla, azul claro, crema o marfil. Tienen un mejor efecto decorativo combinados con tonos de su misma gama más oscuro. El mismo efecto producen las maderas naturales.

Blanco y negro pueden usarse a solas o, como se hace tanto en los ambientes minimalistas, combinados entre sí. También combinan muy bien con el rojo y el gris perla. Blanco y negro es una mezcla que nunca se pasa de moda. Si quieres un contraste menos usado que el rojo prueba con amarillo, te sorprenderá!.

Recuerda cuando combines varios colores donde si hay un color dominante hay una llamada “regla del 3” que consiste en no combinar más de tres colores con él, pues resultaría excesivamente estridente. Por supuesto, todo depende del acierto que consigas, cómo los combines y los colores que sean.

Hay tonos poco habituales en las cocinas que combinados con un neutro como el gris claro, el acero o el crema pueden crear resultados muy estimulantes, si los conjugas con los detalles adecuados: morado, verde oscuro o azul (en casi todas sus gamas fuertes). Son mezclas que te sorprenderán.

Fuente: Decoralia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *