El dormitorio es un lugar donde se fabrican los sueños en el sentido más literal y además de esto,  es el espacio en el que disfrutamos de la serenidad y el descanso, entonces es algo inteligente pintar y decorar el dormitorio color turquesa, ya que es el color que transmite la serenidad y la frescura.

Este es un ambiente que combina el estilo moderno que se ve en sus muebles y lo clásico en su lámpara de techo y cortinas, una habitación legítimamente vintage decorada con el mejor gusto y por supuesto,  con el color turquesa como protagonista.

Esta habitación, aunque un poco menos espaciosa se encuentra decorada con varias tonalidades de azules en sus paredes e incluso un  motivo floral que hace lucir naturaleza y alegría en sus acogedoras dimensiones, una lámpara para mesa de noche, una cama y dos floreros en color blanco son el punto de equilibrio para este lugar.

La elegancia se hace presente en este moderno dormitorio con una alfombra de figuras geométricas de tonalidades azules, lámpara de techo azul turquesa  y una pared en un tono de azul  verdoso, como puedes notar el suelo, cama y gavetero color blanco le dan un aire de elegancia y modernidad que hace de este lugar disfrutar de su estilo y frescura sin perder el diseño y vanguardia.

Fotos: arqhysdecoestilo