Pasar un día disfrutando de jardines, terrazas, balcones o sol tanto en invierno como en verano es todavía mejor si nos rodeamos de detalles que hacen nuestra vida más cómoda y sencilla. Sillones, mesas, sillas, reposaplatos , bandejas,  vajillas o cristalerías pueden llegar a ser protagonistas de nuestros días más tranquilos.

Uno de los¬†elementos¬†m√°s f√°ciles de¬†mantener, econ√≥mico y a la moda es el metal¬†galvanizado,¬† puede usarse desde las bandejas hasta cubos, papeleras, jarras y jarrones, pero tambi√©n sillas o mesas. Sus ventajas son grandes, combina con todos los colores y estilos, es f√°cil de mantener y tiene m√ļltiples usos en interior y exterior.

Otro imprescindible para un exterior lleno de vida son las plantas naturales, pueden ser maceteros, canteros, parterres o flores cortadas, pero el colorido de plantas y flores no puede faltar si quieres disfrutar de un día perfecto.

Una zona de sombra o protegida de la lluvia o las corrientes de aire puede hacer que el día sea más cómodo..

Si crees que llegará la noche y seguirás disfrutando de tu día en el exterior, uno de los detalles ineludibles es una buena iluminación. Puedes poner focos o luces indirectas que son muy decorativas, pero también las velas serán de mucha utilidad para crear ambientes cálidos, románticos o acogedores.

Si además te aseguras de que haya asientos y de rodearte de color, tus detalles de exterior habrán asegurado un día inolvidable.

Fuentes: PotteryBarn, EspacioLiving, GuiaParaDecorar,