Nuestro jardín, aunque a veces se nos olvide, es un sitio más de nuestro hogar y por ellos hay que cuidarlo y tenerlo siempre a punto. Es claro que el jardín de casa también necesita de un toque de decoración, y también que lo cuidemos y mantengamos limpios y llenos de energía.

Durante el otoño, época del año en que comienzan a caer las hojas y vemos cantidades volando por ahí,  es  el mejor momento para separar las matas de las herbáceas, ya que están en el período en que dejan de florecer.

Es de suma utilidad que puedan  cortarse todas aquellas flores que se encuentren en mal estado o secas,  salvando las que posean en su interior semillas, las que se pueden aprovechar para guardar y realizar otro sembrado el año siguiente y poder disfrutar así nuevamente de ellas.

La poda es también una actividad que se realiza en  esta temporada, y es imprescindible para que las plantas puedan regresar en la primavera con mejor aspecto y fuerza.

Hay que recordar que se deben eliminar las malas hierbas y malezas, que puedan encontrarse alrededor del césped que tengamos y poder así cuidar de este lo mejor que se pueda, ya que en invierno suele ponerse en mal estado debido al frío.

Recomendamos  abonar la tierra sobre todo con alguna materia orgánica, ya que también en otoño existen especies que  florecen.

En otoño podemos aprovechar y plantar árboles, puesto que éstos corren menos riesgo de secarse que otras variedades, así que manos a la obra!!

Vía: Universo decoracion