Primavera y otoño son dos estaciones que nos permiten disfrutar de nuestros balcones, terrazas y jardines en todo su esplendor.  Para poder aprovecharlos al máximo que estén bien decorados y luzcan bonitos, además de proporcionarnos confort y relax, es fundamental.

Puede que nuestra terraza o jardínsea solo una zona de ocio en la que descansar y relajarnos, para lo que unos sillones cómodos de materiales que puedan permanecer a la intemperie o a semi descubierto sin estropearse son fundamentales. También es importante que los textiles y cojines sean desenfundables o desmontables para poder protegerlos durante temporada de lluvias y frío.

Otra solución es protegerlos con estructuras más o menos permanentes como pérgolas, cenadores o incluso tipo invernadero acristalados si el espacio te lo permite, lo que haría que pudieras disfrutar de tu jardín también durante los meses de frío.

Por supuesto, no solo de ocio viven los jardines y quien más y quien menos ha organizado una barbacoa, un asado o una comida familiar en su jardín. Si esto sucede a menudo ¿porqué no aprovechar una zona a resguardo para instalar una cocina al aire libre? Te ahorrará muchas limpiezas y paseos en las comidas y fiestas familiares.

Cuando de decoración al aire libre se trata, los elementos naturales deben ser tenidos muy en cuenta, hazte con plantas o especies adecuadas para el uso que vayas a dar al espacio y compatibles con el clima, respeta y aprovecha los árboles o arbustos para las zonas de ocio. No olvides el juego que dan las luces indirectas en la decoración del jardín y que una velas siempre son un buen recurso decorativo para tu jardín. Acertarás.

Fuentes: PotteryBarn, Babble, Houzz, Hepok,