Decorar la habitación no es una tarea facil y se hace más dificil cuando tenemos un niño o una niña y viene otro/a en camino. En el caso que no tengamos otro dormitorio para el nuevo integrante, hay que lograr que la habitación que se va a compartir tenga el espacio adecuado y una buena disposicion de muebles.

Compartir aveces se torna un poco dificil, pero puedes dividir la habitación en dos partes para que no existan problemas, en el sector del niño se pueden colocar jugueteros y estantes para guardar sus libros y en la parte del bebé se puede colocar la cuna, el cambiador y los muebles necesarios.

Igualmente se puede compartir la decoración, no hay que pintar la habitación de dos colores diferentes, se pueden elegir colores aptos para las dos edades.

Esta habitación compartida es una buena opción.

El dormitorio tiene una variedad de colores vivos y hacen de este lugar un ambiente muy divertido.

En este caso también es una habitación compartida y se ha logrado una buena combinación de colores.

http://www.estiloydeco.com