Como en la película clásica el “más madera” parece haber llegado poco a poco a nuestros baños, en esta ocasión, para quedarse. La calidez de la madera se había quedado alejada de los cuartos de baño porque el mantenimiento y cuidado eran costosos y los resultados no muy buenos, sobre todo por el  ambiente de humedad y  los cambios bruscos y continuos de temperatura.

Hoy, sin embargo, los óptimos tratamientos a la madera, el uso de maderas menos costosas, como las tropicales, y los avances en lo que respecta a extracciones vapor y aireación del baño, hacen de ella uno de los materiales más anhelados en la decoración y el diseño de los baños de hogares en todo el mundo.

Tanto si la madera se encuentra en los suelos y paredes, como así también en muebles. La madera para baños puede encontrarse desde colores oscuros wengué hasta maderas claras naturales, como el iroco,  o lacadas en colores claros de inspiración nórdica, todo es posible.

Por supuesto, no solo hay opción de elegir la madera en paredes, suelos, o muebles. Las piezas de baño que tradicionalmente han sido realizadas en loza como el retrete, los lavabos, la bañera o tina y la ducha (el plato, o suelo de la ducha) ya se pueden encontrar también en preciosos modelos realizados en madera.

Si no puedes hacer grandes reformas, la madera puede dar calidez a tu baño a través de accesorios, como un banco, algún mueble pequeño o bandejas para toallas o productos de aseo. Con madera en el baño, seguro que no te arrepentirás de los resultados.

Imágenes: Decoralia, DigsDigs, Decoraciondelacasa