Los azulejos han dejado de ser hace muchos años la única solución decorativa para las paredes de la cocina, aunque sigue siendo una de las más elegidas por su larga duración, la variedad de diseños, la resistencia a manchas y golpes y la facilidad de limpieza.

Por eso, para adaptarse a los nuevos tiempos, las marcas de porcelanas y cer├ímicas para cocinas hacen dise├▒os cada vez m├ís bonitos, decorativos, vers├ítiles y atrevidos. Desde los azulejos blancos o lisos m├ís tradicionales, hasta dise├▒os con dise├▒os vin├şlicos, im├ígenes o imitaciones de texturas. No hay casi nada que no podamos encontrar.

Además, otra de las soluciones que tienen multitud de partidarios es la de combinar azulejos con pintura o papel pintado, que para la cocina pueden encontrarse con capas protectoras o barnices especiales para hacerlos más resistentes a los cambios de temperatura y especiales condiciones de esa parte de nuestro hogar.

Sea cual sea el estilo de nuestra cocina; clásica, moderna, romántica, vintage o incluso un poco hippie, siempre encontraremos unos azulejos que combinen a la perfección con nuestro gusto y se adapten a nuestras necesidades.

Lisos, con cenefas, grandes, pequeños, con acabados mates o en brillo, las baldosas cerámicas aportan todas las soluciones que necesitamos para la decoración de nuestras cocinas.

A solas o combinados, en dibujos geom├ętricos ┬áo con acabados art├şsticos espectaculares, su versatilidad no nos dejar├í nunca sin una tendencia que se adapte, como ellos se han adaptado a los tiempos, al estilo decorativo de nuestro hogar y a nuestra cocina.

 

Fuente: DigsDigs, Porcelanite, AccesoriosCocina